viernes, 17 de mayo de 2024

ROMA (XI): Scala Santa y el Sancta Sanctorum.

Scala Santa y el Sancta Sanctorum.

El Papa Sixto V (1585-90) mandó demoler lo que quedaba del Palacio Laterano medieval, con dos excepciones: la Scala Santa, escaleras que de acuerdo con la tradición pertenecieron al palacio de Poncio Pilato y por las que subió Cristo el Viernes Santo para ser juzgado, y la capilla privada de los Papas, Fue llevada desde el palacio de Poncio Pilato en el año 326, frueron trasladadas a un lugar cercano al original, en una construcción especialmente diseñada por Domenico Fontana para albergar la escalera, que tradicionalmente se sube de rodillas en memoria de la Pasión del Señor. Los 28 escalones de mármol están recubiertos de madera, para aligerar la subida y para evitar el desgaste. En ciertos puntos, unos trozos de vidrio cubren manchas tradicionalmente consideradas gotas de la Sangre de Nuestro Señor; muchos tienen la costumbre de besar estos cristales. Al final de la escalera se llega al ambulatorio de la Capilla de San Lorenzo o papal, también llamada Sancta Sanctorum, por las preciosas reliquias que contiene. Está siempre cerrada, pero a través de las rejas se puede apreciar la decoración de fino cosmatesco. Los expertos se lo atribuyen a un maestro de Constantinopla del tiempo de Constantino.

Sobre el altar se encuentra el famoso icono de Cristo Archeiropoeton, es decir, no pintado por mano humana: lo comenzó San Lucas y fue terminado por un ángel; la tradición dice que llegó milagrosamente a Roma, desde Constantinopla, en el s.VIII. En realidad, todo parece indicar que se trata de una pintura sobre madera del s.VI o VII. La inscripción sobre el altar -non est in toto sanctior orbe locus- indica que nos encontramos en el lugar más santo de la tierra. Durante la Edad Media esta imagen era llevada en procesión por los Papas ante las grandes calamidades de la ciudad. Alrededor del altar están otras reliquias, y en las paredes hay 28 tabernáculos ojivales.












Sancta Sanctorum.