jueves, 17 de mayo de 2018

DE PASEO POR AIX-EN-PROVENCE(I)

La ciudad de Aix-en-Provence se encuentra en la región Provence-Alpes-Côte-d’Azur, en una depresión formada por el río Arc y el arroyo de la Torse, a unos 15 km al oeste de la montaña Sainte-Victoire y a 33 kilómetros al norte de Marsella. Los romanos la fundaron en 122 a. C., por el cónsul romano Cayo Sextio Calvino, que le puso el nombre de AquaeSextiae. En el siglo IV fue nombrada capital de la Narbonensis Secunda. Más tarde, en 477, fue ocupada por los visigodos. En 731 fue arrasada por los árabes. Finalmente, en 1487 pasó a la Corona de Francia. Fue sede del Parlamento de 1501 a 1793.
Cours Mirabeau
Creada en 1650 el "recorrido en carrozas" con sus plátanos y sus fuentes, es la puerta del casco antiguo de Aix-en-Provence, en esta avenida y sus alrededores existen numerosos hoteles. Es un verdadero túnel de verdor jalonado de fuentes y confinado de suntuosos palacetes con fachadas de los siglos XVII y XVIII. Las más grandes familias de la nobleza construyeron elegantes residencias que mostraban, a veces con ostentación, su éxito. La magnífica fuente de la Rotonde mide 32 metros de diámetro y 12 metros de altura. En el número 53, se encuentra la Brasserie “Les deuxgarçons” que solían frecuentar el pintor Paul Cézanne y el escritor Emile Zola.




Las Fuentes.
Aix es la ciudad de las fuentes. A partir de la segunda mitad del siglo XIX el agua fluye en abundancia por los estanques de las fuentes, gracias a los trabajos del canal de Verdon y a la presa Zola. En cualquiera de sus placitas, de los cruces de sus calles encontraremos una fuente. Antiguas, modernas, recién renovadas o a punto de desmoronarse. Grandes, pequeñas, impolutas o decoradas por el verdín, grandilocuentes, sencillas, simples, barrocas… fuentes, innumerables, llenando con el rumor del agua los vacios de la ciudad, transportándonos a otros tiempos, como en las novelas del aixois Zola.


Place des Quatre-Dauphins: (Plaza de los cuatro delfines), construida en 1667. Se encuentra en la confluencia de las calles rue du 4 Septembre y rue Cardinale. Destaca por su fuente decorada con cuatro esculturas de delfines con las aletas levantadas. Está rodeada de mansiones, como la de Boisgelin, que data del siglo XVII.

Place de la Mairie
En la plaza, la fuente construida en 1755 tiene una columna romana en su centro y todos los días el mercado de las flores llena el lugar de colores. En ella nos encontrarnos con al torre del reloj,  el ayuntamiento y La Halle auxgrains.

La Torre del Reloj
Símbolo de la ciudad y del poder villano, se alza sobre cimientos romanos. Su altura se incrementó en 1510. Abriga un reloj astronómico de 1661, con cuatro estatuas de madera que simbolizan las cuatro estaciones. En la plaza, creada en el siglo XVII se encuentra una fuente esculpida por Chastel, con una columna romana en su centro. Lugar de encuentro para los habitantes y turistas de la ciudad, a su alrededor la gente se sienta y espera, contemplando a los viandantes pasa con el cielo tranquilo sobre sus cabezas.



El ayuntamiento
El ‘Hôtel de Ville” se sitúa junto a la Torre del Reloj. De estilo italiano fue construido entre 1655 y 1678 por Pierre Pavillon.




La Halle auxgrains
Se trata de un antiguo mercado de grano construido por Vallon, es un edificio del XVIII que recuerda la importancia del comercio del trigo en aquel tiempo. Tiene en su fachada un frontón alegórico que representa el río Ródano y el río Durance, fuentes de prosperidad de la ciudad. Hoy alberga la Biblioteca Municipal y la oficina de correos.

El Palacio de Justicia
Sobre el antiguo emplazamiento del Parlamento de Provenza, fue construido entre 1825 y 1832 el actual Palacio de Justicia. En el interior destacan las elegantes columnatas de la sala de los “pasos perdidos” iluminadas por una gran cristalera. Este era el antiguo núcleo de la vida mundana hasta la creación de la Cours Mirabeau. Hoy aquí tiene lugar el gran mercado semanal y un rastro dominical.as fuentes de Aix-en-Provence

El palacio arzobispal
Unido a la catedral, el antiguo palacio arzobispal muestra el poder de la Iglesia en el pasado. Los edificios actuales datan del XVII y XVIII. En el primer piso se encuentra el Museo de la Tapicería. Desde 1948 el arzobispado es el centro de las manifestaciones del Festival d’ArtLyrique que discurre durante el mes de julio.


Otras fotos:
Estación de autobuses